¡Oh, Ponce! En mi corazón

cuando oigo tu nombre

yo siento el rugido

de un fiero león.

Borinque nunca olvidará

que al son de la danza,

la bomba y la plena

la hiciste bailar.

Tu Parque de Bombas es ya

templo de una historia

que tu Vieja Ceiba

ha visto pasar...

¡Ponce! Siempre serás tú

joya que mirarte

habrá que llamarte

La Perla del Sur.

Tu rojo y negro pabellón

bandera es de gloria

que en toda victoria

es tu inspiración.

Tu Parque de la Abolición

recuerda la lucha

de tus bravos hijos

por la libertad.

En coche quiero disfrutar

las dulces quenepas

y ver tus encantos

Ciudad Señorial...

¡Ponce! Siempre serás tú

joya que al mirarte

habrá que llamarte

La Perla del Sur.

 

Autor: Dr. Angel Luis Rodríguez Rosado

 

 

Contact Webmaster Contact Us View Site Map